Fisura Anal

Una fisura anal es una grieta, herida o úlcera situada en la parte final del canal anal. El dolor que produce desencadena una contracción refleja de la musculatura anal que impide una correcta cicatrización de la úlcera y perpetua la patología.

El tratamiento que aplicamos va dirigido a relajar la hipertonía muscular perineal. Complementamos con diatermia de alta frecuencia Indiba Activ para favorecer la cicatrización. Por último es muy importante que hagamos un trabajo de reeducación de las maniobras de evacuación para evitar que vuelvas a pasar por lo mismo.

Causas de la Fisura Anal

No existe una causa fija que desencadene esta patología pero es frecuente cuando hay estreñimiento, durante el postparto, por enfermedades inflamatorias intestinales o por la toxicidad de fármacos como la quimioterapia. Las heces arrastran la mucosa rectal produciendo pequeños traumatismos que generan la fisura, la cual ocasiona grandes molestias en forma de dolor intenso pese a su pequeño tamaño.

 

Hemorroides

No lo sufras en silencio

Su aparición responde muchas veces a aumentos de presión mantenidos en la zona anal que dificultan una correcta circulación sanguínea. Están asociadas al estreñimiento crónico, a la realización de un esfuerzo defecatorio, también se pueden producir por diarreas continuas, dieta con alimentación picante, alcohol, embarazo o factores hereditarios.

Con la fisioterapia vas a notar la reabsorción de la hemorroide y la mejora en tu estreñimiento. Queremos que llegues a notar la ausencia de sintomatología. Además te enseñaremos a lograr una correcta gestión de presiones en la zona.

¿Qué son las hemorroides?

En el tramo final del canal anal tenemos unas estructuras almohadilladas, constituidas por tejido vascular principalmente. Estas irrigan la mucosa del recto y el ano, además de ayudarte a mantener la continencia. Cuando se congestionan estas estructuras dan lugar a sintomatología como sangrado, dolor, o se te salen al exterior. Hablamos entonces de enfermedad hemorroidal.la extirpación radical o parcial de la próstata.

Estreñimiento

Líbrate de él

Hablamos de estreñimiento cuando tus deposiciones son poco frecuentes, si tienes dificultad para evacuar o si te produce dolor. Es un problema muy generalizado y que además de los síntomas que provoca directamente es también el origen o un factor de riesgo muy importante de muchos otros problemas pélvicos como la incontinencia urinaria, las hemorroides, los prolapsos, las fisuras anales.

Con la fisioterapia de Suelo Pélvico vamos a trabajar estos desajustes en los reflejos con el biofeedback y los balones rectales, vamos a estimular el tránsito intestinal con la terapia manual y vas a reeducar los hábitos de vida que te influyen negativamente.

Los resultados son muy buenos, incluso si tienes estreñimiento crónico de larga evolución, y podrás empezara vivir sin tener que estar pendiente del aseo o de los laxantes.

Evitar el estreñimiento

Puede que seas estreñido desde la infancia a pesar de llevar una dieta equilibrada en fibra y agua. Puede que tengas que tomar laxantes para sentir la necesidad o para no sufrir enormes dolores cada vez que vas al baño. Un estreñimiento crónico puede llegar a desencadenar en una incontinencia anal. Las estructuras que permiten una correcta salida de las heces son las mismas que se encargan de la continencia y de la estabilidad pélvica. Como ves evitar el estreñimiento es primordial y en la consulta de este área será uno de nuestros primeros problemas que vamos a querer resolver.

La musculatura anorectal está llena de reflejos que nos aseguran la continencia y el acto defecatorio. Cuando no funciona bien, por debilidad, por exceso de tensión o por que se mueve de forma inadecuada, los reflejos primarios se ven alterados y surge el estreñimiento.

Incontinencia Anal-Fecal

Una solución a tu problema

La incontinencia urinaria afecta mucho a tu calidad de vida, limitando tu vida social. Pero si se trata de incontinencia de gases o fecal esto se ve multiplicado, afectando a tu estado anímico y a las actividades fuera de tu hogar.

Al igual que para la incontinencia urinaria, para la incontinencia de heces o gases con la fisioterapia de suelo pélvico vas a llevar un tratamiento específico. El motivo de la incontinencia va a determinar los objetivos a conseguir y qué técnicas vamos a emplear, por ejemplo electroterapia, ejercicios abdominales y perineales o biofeedback.

Origen de la incontinencia anal/fecal

El inicio de este problema puede que haya sido el parto, tras una cirugía de la zona, una lesión nerviosa o gradualmente por el estreñimiento. Un diagnóstico médico debe determinar la causa de la incontinencia: deficiencia en el esfínter anal, aumento del ángulo ano-rectal por insuficiencia del músculo pubo-rectal, alteraciones en la sensibilidad o capacidad rectales, o una afección neurológica.

Anismo o Disinergía Esfinteriana

Aprender a relajar el esfínter anal

 

Es una disfunción que se produce porque no hay coordinación entre el recto y el esfínter externo en el momento de la evacuación de las heces. El ano en el momento de la defecación debe relajarse. Cuando esto no sucede, se produce un fallo en la relajación o una contracción mantenida de la musculatura esfinteriana y del suelo pélvico durante la defecación. Las heces no salen o lo hacen parcialmente dejándote con una sensación de no evacuar del todo. Además puede llegar a producirte estreñimiento crónico. 

La fisioterapia se basa en la reeducación del recto y el esfínter externo durante la defecación, que lo vamos a realizar con técnicas como el Biofeedback y la propiocepción, y la normalización del tono de toda la musculatura responsable de la evacuación, con Indiba y la terapia manual. También es importante cambiar los hábitos alimenticios y de ingesta de líquido.

Fisioterapia Post-Radioterapia o Quimioterapia

Reduce las secuelas

Si estás siguiendo un tratamiento de quimioterapia notarás los efectos secundarios, los cuales también influyen a la región abdomino-lumbo-pélvica:

Con la fisioterapia podemos tratar dichas secuelas, aportando una mejora sustancial al estado de tusi tejidos y aumentando tu calidad de vida.

Relación de efectos secundarios
  • Sequedad de las mucosas, sequedad vaginal, escozor o irritación, disconfort vaginal, ulceraciones vaginales y rectales.
  • Mialgias – dolores musculares
    Generación de fibrosis y adherencias vaginales, que en ocasiones tabican la vagina.
  • Estenosis uretrales.
  • Tejido quemado, endurecido, acartonado, sin flexibilidad ni elasticidad.
  • Quemaduras, costras.
  • Incompetencia muscular que puede generar incontinencia urinaria o anal.
  • Pobre vascularización.
  • Afectación nerviosa local que produce dolor neuropático, alteración de la sensibilidad o de la función motora.
  • Dificultad miccional

Recuperación de Cirugía Digestiva, Proctológica u Oncológica

Potencia el beneficio de la invervención médica

La fisioterapia juega un papel esencial en la recuperación de cualquier cirugía. Con un tratamiento postoperatorio precoz y bien orientado potenciarás los resultados de la intervención. Además, la fisioterapia resulta un complemento muy eficaz con el fin de recuperar, mejorar y corregir las funciones de los tejidos tras una cirugía oncológica, de prolapso, de una fisura, de próstata o de hemorroides, acortando los plazos de recuperación. Por otro lado ayudas a evitar nuevas recidivas o efectos adversos como son las adherencias.

El tratamiento fisioterápico postoperatorio debe iniciarse, lo antes posible, siempre de acuerdo con el cirujano.

Más información

Cualquier cicatriz que tengas a nivel esfinteriano o muscular en las estructuras responsables de la defecación puede ser causa de dolor post-defecatorio, o incluso de incontinencia de gases o heces.

La fisioterapia postoperatoria te va a ayudar a eliminar rápidamente el edema agudo postquirúrgico, lo que contribuye notablemente a la mejor cicatrización de la herida y a la disminución del dolor, a través de el drenaje o la aplicación de Indiba.

Con la terapia manual vas a realizar un tratamiento para mejorar la elasticidad de los tejidos, vas a lograr una correcta cicatrización tanto a nivel interno como externo, y vas a mejorar la movilidad entre los distintos planos de suturas para que no se vea restringida ninguna de sus funciones.

Contacta Ahora

983 107 914      654 261 729
Calle Panaderos 63, 47004 Valladolid

info@fisioterapiasofia.es

 

Horario

Lunes a viernes, de 8 a 21 horas. Con cita previa.

Cuéntanos tu caso

1 + 2 =

Call Now ButtonLlámanos
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies