Dolor Pélvico Crónico

Hablamos de dolor pélvico crónico como un síndrome caracterizado por la presencia de dolor en la región pélvica – abdomen inferior, caderas y por debajo del ombligo – que se prolonga durante al menos seis meses, de forma continua o intermitente.

Ante un diagnóstico de este tipo, la fisioterapia es una opción real y eficaz de terapia.

En Fisioterapia Sofía, utilizamos terapias físicas como son la terapia manual, la punción seca, la diatermia, o la neuromodulación para combatir el dolor. Y lo complementamos con la educación al dolor, que consiste en ayudar a comprender mejor qué puede estar pasando en el organismo conociendo la anatomía, los tejidos y el sistema nervioso central.

Patologías habituales

Dentro de este síndrome se encuentran múltiples patologías como:

  • Prostatitis Crónica Bacteriana
  • Vulvodinia
  • Cistitis Intersticial
  • Trigonitis
  • Síndrome De Congestión Pélvica
  • Neuralgia Del Nervio Pudendo
  • Enfermedad Inflamatoria Crónica

Estas patologías se caracterizan por su difícil diagnóstico y porque hacen que no puedas realizar actividades normales como sentarte, realizar ejercicio físico o incluso te incapacitan a nivel socio-familiar.

 

Causas del dolor pélvico

El dolor o disconfort perineal en ausencia de patología ginecológica, urológica o dermatológica, el dolor de características neuropáticas en el territorio del nervio pudendo o la enfermedad inflamatoria intestinal, puede ser el origen de cuadros de dolor crónico, aunque en muchos casos la causa es desconocida.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas más comunes son dolor en diferentes variantes (constante, intermitente, agudo, sordo, en una zona específica, pinchazos, en toda le región pélvica…), presión en la región pélvica, sensación incapacitante, calambres punzantes, pesadez, dolor durante las relaciones sexuales, con el movimiento intestinal, con la micción, o al permanecer sentado por períodos prolongados de tiempo.

Cuando padeces dolor crónico te enfrentas a la dificultad de conseguir un diagnóstico, que requiere de la participación de diferentes especialistas médicos, la realización de pruebas diagnósticas y una valoración funcional que permita plantear un tratamiento global, tanto de la causa como de los síntomas.

Tratamiento

Los fisioterapeutas somos los encargados de tratar toda la estructura abdomino-pélvica así como contemplar también que puede haber un proceso de sensibilización central.

Independientemente de la causa, solemos encontrarnos con componentes comunes como la hipertonía generalizada del suelo pélvico o contracturas de grupos musculares del mismo, con puntos gatillo que irradian dolor a otras zonas, retracciones fasciales y bloqueos estructurales. Mejorar el estado de estas estructuras será el objetivo en el tratamiento.

Dispareunia

Dolor durante las relaciones sexuales

Hablamos de dispareunia cuando aparece dolor durante o después de una relación sexual. Puedes sufrir dispareunia tanto si eres hombre como mujer.

Es muy importante hacer una valoración de tu caso y tus antecedentes para que tratando la musculatura, fascias, cicatrices, movilidad visceral y sobretodo la propiocepción muscular de tu suelo pélvico normalicemos la sensibilidad de tu periné y recuperes tu vida sexual.

¿Es normal sentir dolor?

El dolor en las relaciones sexuales no es normal, nunca, sea cual sea el motivo. No debemos normalizarlo. No por llevar sufriendo durante mucho tiempo el problema quiere decir que no haya solución, incluso después de muchos años sin apenas relaciones sexuales puede recuperartes. La normalización de un dolor no se debe producir, sobre todo cuando realmente existen estudios científicos y clínicos que avalan la efectividad de la fisioterapia en estos casos.

¿Cuándo se presenta el dolor?

El dolor puede presentarse en el momento de la excitación, en la erección, durante la penetración, con la eyaculación, o al terminar la relación sexual.

La dispareunia, a diferencia del vaginismo, aparece tras periodos de relaciones sexuales sin problemas y tiene causa inicial física, que si no la tratas, genera cambios conductuales a nivel muscular -ante el dolor o molestia constante aumenta el tono muscular del suelo pélvico sin que te des cuenta y lo acabas contracturando – y psicológicos – tienes miedo a que con las relaciones sexuales se vuelva a producir el dolor, a tener otra vez infecciones de orina, a que se reproduzca el dolor en la próstata…

Una cicatriz perineal, malposición uterina, congestión pélvica, prostatitis, hipertonía y puntos gatillo dolorosos, sequedad vaginal por cambios hormonales, herpes genital o endometriosis pueden ser los causantes de la dispareunia.

Peyronie

Angulación en la forma del pene

La enfermedad de Peyronie es una patología compleja que consiste en la aparición de una placa fibrosa en el pene. No es de una patología que se hable mucho pero se estima que la padece entorno al 10% de la población masculina.

El tratamiento con fisioterapia consiste en combinar distintas técnicas como la diatermia con Indiba Activ o los ultrasonidos. El objetivo que nos planteamos es eliminar el dolor, impedir que la deformidad avance y reducir la anulación deshaciendo la fibrosis. Así vamos a mejorar la función eréctil, se detendrá el avance de la enfermedad y evitaremos la cirugía.

Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores resultados obtendremos y más corto es el proceso

Origen Peyronie

El pene está cubierto de fascias y músculos que participan en el mecanismo de la erección. La fibrosis en una de las fascias que envuelven el pene, la túnica albugínea, o en las estructuras adyacentes provoca dolor y deformidad del mismo durante la erección. Esto llega a provocar flacidez en la erección o en algunas partes del pene, dificultad o impide la penetración, y llega a disminuir la longitud del pene.

El origen de la fibrosis es desconocido en muchos casos, en otras ocasiones aparece tras traumatismos en la región o se asocia a personas que padecen la enfermedad de Dupuytren.

Tratamiento

El tratamiento quirúrgico se desaconseja en fases tempranas de la enfermedad o con presencia de dolor. Siempre se debe realizar tras haber hecho un tratamiento conservador con fisioterapia especializada. Las posibles secuelas de la cirugía de peyronie son un marcado acortamiento del pene, aumento del dolor y disfunción eréctil.

Si sospechas que puedes padecer enfermedad de Peyronie porque te notes un bulto, sientas dolor, o veas deformidad en el pene, es recomendable que acudas a un especialista para iniciar su tratamiento.

Neuralgia del Nervio Pudendo

El nervio pudendo es un nervio que se encuentra en la región pélvica y que inerva los genitales externos de ambos sexos, así como también los esfínteres de la vejiga y del recto. Cuando este nervio se ve comprometido genera dolor intenso habitualmente unilateral, que se agrava sentado y mejora de pie, empeorando a lo largo del día.

El tratamiento médico consiste en la realización de bloqueos del nervio y de los músculos afectados, radiofrecuencia, cirugía para liberar el nervio o implantar sistemas de neuromodulación.

La fisioterapia juega un papel fundamental en el tratamiento del dolor, por eso es un complemento al tratamiento médico imprescindible, no teniendo efectos secundarios. Algunas de las técnicas que empleamos en estos casos son Indiba Activ, la punción seca o las técnicas miofasciales, siempre valorando las circunstancias de cada persona.

Síntomas

Además del dolor, también puedes sentir quemazón, hormigueo, picor, cambio en el flujo vaginal o en el semen (color, olor, textura), sensación de peso en el recto, inflamación de los labios, escroto, zona del pubis… Puede ir asociado a estreñimiento, trastornos urinarios y disfunción sexual.

Diagnóstico

El diagnóstico es difícil, se suele llegar después de haber visitado multitud de especialistas que han descartado patología orgánica a este nivel. A menudo es confundido con otras patologías como infecciones de orina, infecciones por cándida, enfermedades de transmisión sexual o fisuras.

El diagnóstico se basa en tres elementos fundamentales:

  • Datos clínicos que corroboren el cuadro y diagnóstico diferencial con otras patologías del área.
  • Resonancia Magnética selectiva del suelo pélvico.
  • Electromiograma del nervio pudendo.
Causas

El factor desencadenante de esta neuralgia puede ser traumatismos sobre la zona, hipertonía de la musculatura del suelo pélvico, cirugía pélvica, en el postparto por sobreestiramiento o lesión de alguna rama nerviosa, estreñimiento severo, ciclismo, lesiones del músculo elevador y otros músculos del periné, infecciones, herpes, fístulas anales o atrapamiento del nervio pudendo por adherencias titulares. Muchas veces no se encuentra la causa.

Vaginismo

Imposibilidad de tener una penetración

El vaginismo es una disfunción sexual que consiste en un espasmo involuntario de la musculatura que rodea tu vagina impidiendo la penetración y que lo acompaña un intenso dolor si se fuerza. No eres capaz de introducir ningún objeto dentro de la vagina, tampoco un tampón o un dedo.

Sea cual sea tu caso, la fisioterapia de suelo pélvico puede ser tu aliada para que puedas recuperar tu vida sexual al 100%. La combinación de diferentes técnicas de fisioterapia como la terapia manual, radiofrecuencia, dilatadores, técnicas miofasciales, ejercicios de relajación… será la clave para tu recuperación.

Origen del vaginismo

Puede que lleves toda la vida con este problema, con la dificultad que esto conlleva para llevar una vida en pareja o en su defecto, no poderte quedar embarazada de forma natural.

Desde el punto de vista ginecológico no hay ninguna alteración orgánica que pueda detectarte un especialista para explicar este dolor y tratarlo.

Coccigodinia

Dolor al sentarse

Se denomina coxigodinia al dolor en la zona coxígea, vinculado a trastornos funcionales u orgánicos del coxis, de la articulación sacrocoxígea o de las estructuras miofasciales vecinas. La sintomatología normalmente se acentúan al sentarse sobre superficies duras, pasar mucho tiempo sentado, por el cambio postural de sentado a estar de pie o por el impulso en la defecación.

El tratamiento con fisioterapia especializada a través de la terapia manual, las técnicas miofasciales, la punción seca o la electroterapia consigue unos grandes resultados logrando disminuir significativamente el dolor o complementando el tratamiento médico de infiltraciones.

¿Qué es el coxis?

El cóccix o coxis es un hueso formado por 3-5 vértebras fusionadas. Articula con el sacro, siendo la última articulación de la columna vertebral. La articulación está reforzada por los ligamentos sacrococcígeos. También es punto de inserción de músculos perineales como el elevador del ano o el glúteo mayo

¿Que cáusa el dolor en el coccix?

Como posibles causas nos encontramos traumatismos como caídas que provocan una luxación o fractura, tras un parto, la presencia de puntos gatillos miofasciales en glúteo, piramidal, elevador del ano o paravertebráles,y en muchas ocasiones la causa es desconocida.

Contacta Ahora

983 107 914      654 261 729
Calle Panaderos 63, 47004 Valladolid

info@fisioterapiasofia.es

 

Horario

Lunes a viernes, de 8 a 21 horas. Con cita previa.

Cuéntanos tu caso

6 + 14 =

Call Now ButtonLlámanos
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies